Consumo responsable

Preocupados por el buen uso de nuestros productos, desde Bardinet promovemos un "consumo responsable" que permita disfrutar de una experiencia saludable y evite el abuso o consumo inapropiado.

En este sentido, hemos participado junto a un grupo de empresas adheridas a FEBE (Federación Española de Bebidas Espirituosas) en la redacción de un decálogo de buenas prácticas para:

Beber responsablemente
Las actitudes responsables hacia la bebida deben servir para comportarnos de tal manera que nunca tengamos que sentirnos avergonzados o arrepentidos de nuestra conducta. Así, para el individuo que bebe ocasionalmente o con regularidad, pero que no es un alcohólico y está consciente del peligro de llegar a serlo, existen ciertas normas o reglas que le permiten con seguridad evitar el estado de ebriedad y sus consecuencias. Tales normas, traducidas a consejos que pueden servir a toda persona, son las siguientes:

1-Reconoce tus verdaderos límites. Casi todos los individuos que beben tienden a presumir que "aguantan" más que otros, pero esto es algo sin sentido. Aparte de que el "aguante" mayor o menor no es motivo de orgullo, casi siempre se produce un autoengaño al no querer reconocer que se está ebrio cuando ya los demás lo notan con seguridad.

2-Come mientras bebes. Los alimentos se mezclan con el alcohol y evitan que su absorción sea demasiado rápida. Muchas personas disfrutan mejor la comida si la acompañan con bebidas de baja graduación alcohólica. También hay que añadir que existen factores psicológicos que inducen a beber menos si al mismo tiempo se consumen alimentos sólidos.

3-No bebas rápidamente. Bebe para disfrutar y degustar tu bebida, no para buscar los efectos del alcohol. Como observación, sabemos que el bebedor que "se adelanta" y que apura a sus compañeros "para que no se le queden atrás", es por lo regular alguien que no se detiene fácilmente y que casi siempre llega a la embriaguez.

4-Acepta la invitación a tomar una bebida sólo cuando realmente lo desees. No debes admitir ninguna presión para beber cuando no quieres. Si lo permites, niegas el valor que puede tener el departir con otros una situación amable en la que se ingiera moderadamente bebidas alcohólicas.

5-Evita "tragos" aquí y allá. Ciertos individuos beben a cualquier hora, y a toda hora ofrecen un "trago". Pero no tienes por qué aceptarlo, sobre todo si se trata de beber por beber.

6-Si comes fuera de tu casa y tienes que regresar conduciendo tu automóvil, es preferible que no ingieras alcohol. En todo caso, bebe moderadamente y con la comida, nunca después. Está plenamente comprobado que la capacidad de conducir un vehículo disminuye mucho incluso con bajos niveles de alcohol en la sangre.

7-Siempre que puedas, evita la bebida fuera del ambiente familiar. Muchos de quienes beben en los bares (no todos, por supuesto) buscan más bien los efectos del alcohol que la relación social. Esto no quiere decir que el "tomar la copa con los amigos" sea una irresponsabilidad, todo dependerá de si se respetan las "reglas" que estamos recomendando.

8-No bebas para "relajarte" o tranquilizarte, cuando lo que realmente necesitas es un cambio de actividad o un poco de descanso. Beber cada vez que estás intranquilo, preocupado o deprimido, puede convertir al alcohol en una necesidad que te conduzca hacia el alcoholismo.

Igualmente, Bardinet ha firmado en España el ´Código de Autorregulación Publicitaria´ con el que las principales empresas del sector quieren demostrar su firme convencimiento y decisión de ser industrias responsables.

Por otro lado, el grupo colabora en todas las asociaciones nacionales que promueven estudios y trabajos destinados

http://www.consumo-responsable.com/

   
 
 
Bardinet S.A. Gelida (Barcelona)
Tel: 93 779 01 25 - Fax: 93 779 05 05 // bardinet@bardinet.es